Nervios: ¿Como controlar? Síntomas y causas

como controlar los ataques de nervios

¿Qué es un Ataque de Nervios o Crisis nerviosa?

Un ataque de nervios puede ser el punto crucial de diversos acontecimientos que se vienen sumando en la vida de un individuo.

Cuando éste se encuentra confundido, agresivo, deprimido, posee actitudes que no son lógicas y tiene aspecto de no poder controlar sus acciones, habitualmente se diagnostica una crisis nerviosa, aunque ésta forma sea solamente simbólica.

Debido a que en la mayoría de los casos, no existen inconvenientes físicos en el sistema nervioso, sino que se produce una interrupción pasajera en su capacidad para actuar de forma armónica.

Ataque de Nervios: Causas

Pueden ser muchas las consideraciones por las cuales una persona puede llegar a sufrir un ataque de nervios, o bien una crisis nerviosa.

Ya sea por la pérdida de un ser querido, el estrés del día a día, una carga mayor a la que podemos de trabajo, soledad, entre otros, los cuales generan angustia, pero que no pueden exteriorizar.

En pocas palabras, lo que sucede en el organismo de una persona que tiene una crisis nerviosa, es que la producción de algunas sustancias se alteran, produciendo así variados síntomas que se presentan de manera sorpresiva.

Ataque de Nervios: Síntomas

Síntomas emocionales

Los síntomas que destacan una crisis nerviosa, pueden ser muy variados dependiendo la persona que lo esté padeciendo y el tipo de alteración mental que lo provoque.

Algunas formas de comportamiento fuera de lo común:

  • Ciclotímicas: La persona pasa de la euforia al llanto, repentinamente.
  • Agresivas: Los cambios de humor bruscos, producen en la persona que pueda ponerse agresivo o violento, aunque no sea así normalmente.
  • Miedosas: La persona experimenta miedos exagerados cuando atraviesa una crisis nerviosa.

Síntomas físicos

Los síntomas que te contamos anteriormente, pueden llegar también al plano físico, entre ellos se destacan:

  • Fatiga
  • Taquicardia
  • Mareos
  • Vómitos
  • Sensación de ahogo
  • Problemas para respirar
  • Sensación de extrañamiento
  • Sudoración excesiva
  • Insomnio

Ataques de Nervios: Qué Hacer

¿Como prevenir el ataque de nervios?

  • Descansa unos días: No hay que dejar que la mente se adueñe de nosotros. Practicá algún deporte que disfrutes, nadar, andar en bicicleta, o hasta incluso ordenar tu casa o el jardín. El objetivo es despejar la mente y darle algo más en qué pensar.
  • Observate a tí mismo: Observa lo que ocurre contigo como si fueses otra persona. Analízate, si tenes una crisis buscá que la ocasionó.
  • Sé tu propio amigo: Sé amable contigo mismo. Crear una frase que tenga sentido y significado te será útil, como “puedo estar bien”, y repetirla.
  • Medita: Ayuda a tu mente a lograr concentración. La meditación te ayudará a controlar la mente mediante el cuerpo.
  • Pedí ayuda: Tené cerca y pedí ayuda a tus familiares, personas que amas y que te aman.

¿Como ayudar a una persona con crisis nerviosa?

Como principal, es recomendable crear un entorno seguro para la persona que se encuentra atravesando la crisis.

La seguridad no sólo se limite a lo físico, sino también a la seguridad emocional. Debido a que la persona se encuentra atravesando emociones confusas.

La persona que se encuentra en plena crisis, se beneficiará si se siente escuchado de una manera consultiva pero sin prejuicios. De ésta manera, se sentirá seguro y cómodo con la situación, lo que favorecerá a tranquilizarse más rápido.

Lo actitud más útil en una persona que sufre de ataques de nervios, es demostrar que importa.

Ataques de Nervios: Cómo controlarlo

Los nervios, realmente son una de las cosas que más puede llegar a traicionarte, si no tomas los recaudos necesarios y aprendes a controlarlos de una forma u otra.

Te mostramos a continuación, dos técnicas de relajación que te ayudarán en el proceso:

Crisis nerviosa: Respiración

La respiración es una técnica que debes tener siempre en cuenta, ya que es fundamental para controlar los nervios y ayudar a relajarte.

Es por ésto, que cada vez que sientas que los nervios se van apoderando de ti lentamente, cierra los ojos, trata de tranquilizarte, ponerte en una posición que sea cómoda, y respira profundamente y lentamente, hasta que tus pulmones se encuentren llenos.

Luego, comenzá a exhalar lentamente hasta que sientas que no tienes mas aire en tu cuerpo. Tratá de concentrarte únicamente en la respiración que estás realizando, y olvidate de tu al rededor.  Buscá el silencio profundo.

Crisis Nerviosa: Relajación

Ésta técnica sirve específicamente cuando sentís que estás por entrar en una crisis nerviosa.

Apagá el celular, la televisión, la música o cualquier aparato que emita sonidos que tengas al rededor. Luego, procedé a acostarte boca arriba con el cuerpo muy relajado, piernas ligeramente entreabiertas y brazos estirados en posición vertical.

Cerrá los ojos, tratá de despejar tu mente y concentrate en tus músculos. Notarás como se van relajando uno por uno, hasta llegar a relajar tu mente.