Ataque de pánico: Causas, Síntomas y Tratamientos

ataques_como_controlar

¿Qué es un ataque de Pánico?

Los ataques de pánico o explosión de ansiedad, son términos en los que se padece de una forma temporal, un vehemente susto, miedo o malestar, con una perdurabilidad variable: de minutos a horas.

Generalmente aparecen de manera repentina e inesperada, y pueden llegar a durar unos 10 minutos.

No obstante, pueden perdurar durante un período de tiempo mayor, si se desencadenan debido a una situación de la que la persona no es o no se siente competente de salir o escapar, lo que puede brindar mayor desesperación.

Causas

El individuo que sufre ataques de pánico, se siente terriblemente aterrorizado.

Además, sufre síntomas físicos muy agudos, como taquicardia, respiración dificultosa, hiperventilación pulmonar, escalofríos o vahídos.

Los ataques de Pánico no tienen una duración extensa, pero son sumamente intensos, por lo cual la persona puede percibirlos como si fueran de una duración mucho mayor.

A menudo, la persona que tiene éste tipo de crisis siente que está en peligro de defunción o muerte inminente y tiene una pobreza imperativa de salir de un lugar o de una situación que le produce temor.

 

COMO TRATAR LOS ATAQUES DE PÁNICO

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Una crisis o ataque comienza de repente y con mucha frecuencia alcanza su sitio máximo al cabo de 10 a 20 minutos.

Algunos síntomas pueden permanecer durante una hora o más.

Un individuo con trastorno de pánico a menudo vive con temor de otro ataque y puede sentir miedo de estar solo o lejos de personas que puedan asistirlo.

A menudo, las personas que sufren de ataques de pánico, poseen por lo menos 4 de los siguientes síntomas posibles:

SÍNTOMAS

  • Golpeteo del corazón, Palpitaciones, aceleración de la frecuencia cardíaca o latidos cardíacos fuertes.
  • Molestia o dolor torácico
  • Sudoración.
  • Miedo a morir
  • Temblor o sacudidas.
  • Dificultad para respirar o sentimiento de asfixia.
  • Sentimientos de separación
  • Ahogo.
  • Náuseas, malestar estomacal y malestar abdominal.
  • Sensación de inestabilidad, mareos, o desmayo.
  • Escalofríos intensos o sensación de calor abundante.
  • Parestesias (entumecimiento u hormigueos) en manos, pies o cara.
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno mismo).

Entre otros.

¿Cómo saber si sufro ataques de Pánico?

El diagnostico final, para saber si una persona sufre o no de trastornos de pánico, debe ser realizado por profesionales médicos.

Se debe descartar cualquier otra anomalía somática que pueda tener como resutado un transtorno de ansiedad, o que exista alguna sustancia o medicamente psicotrópica que el individuo consuma y que genere ataques.

Una vez finalizado el proceso médico y habiendo podido descartar las causas anteriores, será plena responsabilidad del profesional a cargo, de evaluar a la persona periódicamente y advertir si cumple con los indicadores para poder así diagnosticar (o no) el caso como un ataque o crisis de pánico.

¿Cómo ayudar a una persona que sufre ataques de pánico?

Usualmente, solemos ver o conocer personas que tienen crisis de pánico, pero ¿qué pasa con quien las debe presenciar de manera inesperada?

Cuando vemos a alguien sufriendo algunos de los síntomas que arriba explicamos, ¿qué podemos hacer para ayudarlo? 

Qué hacer

  • Si no estabas al tanto que la personas sufría de ésta condición, o es la primera vez que le sucede, llama a emergencias.
  • Buscá la posible causa del ataque: tratá de entablar una conversación, para corroborar si le sucede éso realmente y descartar así otra emergencia médica (como un posible ataque cardíaco o un ataque de asma).
  • Mantené la calma. Éstas situaciones generan angustia para las personas que quieren ayudar. Por eso te recomendamos respirar hondo y conservar la calma (para poder transmitirla).
  • Considera sacar a la persona, de la situación o lugar de la crisis.
  • No descartes sus miedos y tampoco discutas la irracionalidad de los mismos, con comentarios como “solo es tu imaginación”, debido a que la persona lo vive como algo real, que lo amenaza y es algo incontrolable para él.
  • Incentívala para que intente controlar la respiración. Muchas personas en medio de la crisis, respiran con intervalos muy cortos o muy rápido, y otras contienen la respiración.

ATAQUES DE PÁNICO SINTOMAS

¿Cuál es el tratamiento del ataque de pánico?

Afortunadamente, los ataques o crisis de pánico son altamente tratables, una vez que se diagnosticaron.

La recuperación puede darse en cuestión de meses, pero puede demorar más, dependiendo de cada individuo y las circunstancias de cada uno.

La terapia conductual es una terapia específica para este tipo de trastornos que trata de cambiar el modo en que una persona se comporta día a día, ante los ataques de pánico. Las técnicas de relajación como la del control respiratorio, son recursos sumamente útiles que se usan en una terapia comportamental.

Algunos profesionales recomiendan otras alternativas que pueden complementar el tratamiento designado, aunque no pertenezcan al campo científico, pueden ser tenidas en cuenta si el paciente desea practicarlas como son yoga, meditación, entre otros.

¿Cómo salir y superar los ataques de pánico?

Aunque el trastorno de pánico parece que surge repentinamente, la verdad es que suelen iniciar con síntomas físicos como la hiperventilación.

Ese es el momento específico, donde podés intervenir para evitarlos:

  • Realizá técnicas de respiración: Respiraciones profundas, lentas, llenando los pulmones y expulsando lentamente.
  • Controlá tus pensamientos: No pienses cosas negativas, trata de pensar cosas como: no me pasa nada malo, no me voy a morir, no me va a dar un ataque, calmate, respira.